El Chile Del futuro se construye con sueños

Por André Provost

“Chile, fértil provincia  señalada”

De esta forma comienza la épica de Alonso de Ercilla y Zuñiga para describir Chile, y hoy estando a 431 años desde su publicación final podemos decir cuán cierto era aquel, pequeño pero tan importante verso.

Hoy, 431 años más tarde, podemos ver como en los momentos de crisis hemos podido salir adelante, cada uno de nosotros, aún ante la más grande de las adversidades, aún cuando parece que la situación no podría ser más adversa. Porque ese es el espíritu chileno, es aquello que nos marca, que de alguna forma, nos une; esa voluntad de querer surgir, de querer salir adelante aún cuando todo nos dice que no podremos.

Estamos a 2020, a diferencia de aquella vez que Alonso de Ercilla describió el territorio chileno, ahora somos una nación, somos libres y en los hombros de gigantes nos hemos levantado para llegar hasta el momento crucial en el que hoy nos vemos encontrados. Hoy, Chile está viviendo un momento definitivo, y en palabras de algunas personas, Chile hoy está librando una conflagración entre la libertad y aquellos que la desprecian.

Pero luego de aquella conflagración ¿Qué? ¿Qué quedará para nosotros, para los jóvenes y estudiantes? ¿Qué quedará para el ideal de la ilustración de un mundo con acceso a lo más preciado de la humanidad, la información?

Lo que quedará, serán nuestros sueños, serán nuestras voluntades y esperanzas, quedarán nuestros planes y nuestras palabras, hoy, estamos juntos por Chile, pero estamos juntos, porque Chile necesita de aquellos que sueñan, de aquellos que construyen e inventan, de aquellos que crean las herramientas para llegar aún más allá, atravesando los límites e innovando día a día.

Porque el Chile del futuro se construye con los sueños de quienes se atrevieron a soñar con un futuro mejor.

Por eso los estudiantes somos esenciales en este futuro, por eso somos principales actores de esta gran obra, porque seremos nosotros quienes usaremos estos sueños para un futuro mejor, un futuro brillante, que pueda pertenecernos.

Somos distintos, tenemos motivos, esperanza e ideas diferentes a veces, pero son nuestros sueños, lo que realmente nos define, y todos, soñamos con el Chile del mañana. Formar, crecer, sustentarse de aquel conocimiento de los que ya pasaron, y ser también aquellos que le entreguen herramientas a los que vendrán después.

Chile necesita de la juventud, necesita de nosotros, aquellos que estamos comprometidos con los ideales de la democracia, de la libertad, de la información y la educación, comprometidos con la República y con los ideales que la formaron. Por ello hoy debemos estar más unidos que nunca, por ello hoy tenemos que estar, juntos por Chile.

Porque el Chile del mañana lo vamos a construir nosotros, porque es momento de tomar el protagonismo que nos llama y nos increpa por nuestra desaparición y por nuestros miedos ¡No temamos! Porque sabemos que estamos comprometidos con este Chile del mañana, un Chile mejor, un Chile, donde cada uno sea protagonista.

Hagamos gala entonces de la célebre frase de Newton, y subir, subir en los hombros de los gigantes de nuestra historia, impregnarnos de su espíritu y ser fieles actores de cambio.

Para lograr hoy estar juntos, para hacer de nuestros sueños, una realidad.

0 Shares:
4 comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like